autor : López Campillo 12 jul. 2014

En 1861 se realizan obras en la Iglesia de Santa Eulalia, en Bores, Vega de Liébana, Es empleada piedra procedente de una antigua ermita situada en las afueras del pueblo, incluído este fragmento en el que aparece una decoración inferior en zig-zag, y por encima un texto reproducido con toscas letras. La curiosa piedra grabada terminó incrustada en los muros exteriores de Santa Eulalia.

Hoy sabemos que se trata de una estela funeraria cántabro-romana, un monumento a los dioses en el que aparecen citados una madre y un hijo. Está datada en el año 389 de la era consular (equivalente al año 351). Los especialistas especulan con la posibilidad de que en la zona se produzcan nuevos hallazgos epigráficos.

"Monumento a los dioses Manes. Lo puso (...)ina a su hijo Pro(...), de 25 años. En el año 389 de la era".

Bibliografía: Epigrafía romana de Cantabria, J.M. Iglesias y Alicia Ruíz.




comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -