autor : López Campillo 10 jul. 2014


Son marcas empleadas para delimitar territorios y su presencia se constata en toda la península ibérica. En el norte es frecuente que aparezcan en el entorno de cursos de agua y sobre todo en las cumbres y elevaciones que actúan de separaciones naturales entre los diferentes valles. Es sabido que también eran empleadas como marcas de deslinde necesarias para los usos ganaderos (por ejemplo, definir el límite hasta donde puede pastar el ganado).
En Cantabria encontramos cruces de término en roquedales, peñascos, mojones, cuevas y abrigos, en rocas sueltas que por naturaleza actúan como hitos en el paisaje, y también en menhires. Al aparecer en menhires podemos pensar que existió un intento de cristianizar el monumento pagano, aparte de amojonar y delimitar territorios.
Las cruces de término se han documentado en diversos puntos del país desde los siglos IX-X. La más frecuente es la cruz con cuatro puntos, uno en cada ángulo.

Bibliogafía: "Manifestaciones rupestres de época histórica en el entorno de la cabecera del Ebro", Carmelo Fndez Ibáñez-Carlos Lamalfa Díaz.

Imagen: cruz de término en el Menhir el Cañón, Mataporquera...




comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -