autor : López Campillo 18 jul. 2013



Vamos a echar una mirada cercana a dos escudos. Adornan la fachada de esta casa de Gama, Bárcena de Cicero. La disposición del lugar dificulta que se puedan tomar imágenes frontales, a menos que se acceda al recinto de la casa, por lo cual las imágenes no son muy buenas. No obstante, son interesantes por la cantidad de información que presentan y pueden servir para acercarnos a entender estas joyas de piedra que parecen esculpidas con un código incomprensible para nosotros.

Usualmente, los cascos o yelmos de dos escudos situados en la misma fachada suelen estar enfrentados, es decir "se miran cara a cara". La norma no se cumplió en esta casa de Gama y los yelmos miran ambos hacia la izquierda en el sentido del espectador.



Ambos escudos repiten decoraciones y lambrequines (los "plumones" que adornan el yelmo). Los soportes o tenantes de los escudos son leones. Sobre ellos, dos amores (los infantes rechonchos) que parecen hacer sonar unos cuernos. El escudo de la imagen muestra 5 estrellas, un árbol con perro "pasante" y debajo la cabeza de un moro envuelta en el lema: "Por la caza que mató, mi sangre se derramó". La mitad de la derecha muestra una torre de la que sale un hombre armado, dos fajas con mazas (las armas de la familia Mazarredo) y un puente a cuyos pies flota la cabeza cercenada de un moro. Sobre el puente aparece una torre con dos leones, el lema reza: "Por pasar la puente me puse a la muerte". Nota: las imágenes se amplian al pinchar sobre ellas.



El segundo blasón muestra un lema inferior. Nuevamente se plasman hechos de armas, hazañas y enfrentamientos.



De izquierda a derecha, un guerrero, torre con otro hombre armado y bandera, pino flanqueado por dos leones "empinantes". Son las armas de la familia Llamosas (apellido originario de Guriezo).



Finalmente, un puente sobre el agua en el que vemos hombre armado y apoyado en un pino. A la derecha, cinco cabezas de moros. Junto al castillo con cinco flores de lis que ocupa la parte superior, éstas son las armas de los Arce.

Bajo el escudo, el lema: "El esfuerzo y el corazón que los Llamosas tuvieron estas armas merecieron".

Al menos, mirándolos detenidamente uno tiene la sensación de entender las motivaciones de los hombres que los mandaron esculpir y hasta imaginar sus vidas y las de sus ancestros. Entonces el código de símbolos de los escudos empieza a parecernos un tanto más asequible a nuestros ojos modernos.

Bibliografía consultada: Escudos de Cantabria tomo I Merindad de Trasmiera, Carmen González Echegaray, Ed. Bedia, 1969.

comentarios

Espacio para la divulgación del patrimonio histórico cántabro. Funciona a modo de inventario de "hitos con historia" esparcidos por los valles, montañas y pueblos de la región, entre la prehistoria y la guerra civil: cuevas y abrigos prehistóricos, grabados post-paleolíticos, menhires y túmulos megalíticos, poblados castreños, estelas, campamentos romanos, necrópolis, ermitas rupestres, iglesias, retablos, torres medievales, fortalezas, casonas solariegas, escudos, batanes, ferrerías, molinos de marea y río, hórreos, faros, trincheras, nidos de ametralladora...
cachos de historia que sin duda merecen ser conocidos, valorados y preservados.

tesoros históricos de cantabria -